Punta de Choros: arena blanca y paz en Chile

La caleta Punta de Choros es un pequeño puerto de pescadores artesanales ubicada en el norte de la región de Coquimbo, Chile. Se puede visitar todo el año, tiene una fauna característica dentro de las que destacan el Delfín Nariz de Botella, el Chungungo y el Pingüino de Humboldt.

Las playas de arena blanca existen... están en Chile y no tienen nada que envidiarle al resto, solo que un poco más frías pero no por eso menos espectaculares. Punta de Choros un lugar de ensueño que está localizado a 114 kilómetros al noroeste de La Serena, donde Yvonne y Guillermo llegaron en el año 88 para empezar a construir su sueño de darle alojamiento a los visitantes.


"Nadie planificó, esto se dió" menciona Yvonne propietaria de Memo Ruz, un lugar para recrear la mente y reencontrarse.

Así es su slogan, y lo cumple a la perfección.Cuenta con departamentos y cabañas, con vista al mar, para 3, 4 y 5 personas. Memo Ruz es atendido por sus propios dueños, que están pendientes de cada detalle. Las actividades que ellos proponen son el buceo y el famoso recorrido hacia "La isla Damas", una de las tres islas que forman parte de la Reserva Nacional Pingüino de Humboldt, en la Región de Coquimbo.

Han ido parejas a casarse, artistas a pintar, escritores a inspirarse para redactar estrofas y algunos chef a quedarse para sorprender con su gastronomía.

Si hablamos de la cocina del lugar podemos mencionar dos restaurantes que marcan la diferencia uno es "Marea Alta" y el otro "El Barco".

Gastronomía:

Marea Alta: El lujo de este lugar es el pescado fresco, resaltan el producto local y lo más natural posible.

Javier Fierro está a cargo de la cocina, y la menciona como una identidad cultural. Lleva cuatro temporadas en Punta de Choros. "Los turistas que llegan se animan a probar sabores nuevos, a que le recomendés y no exigen tiempos, están relajados." Contento menciona Javier.

Nosotros recomendamos que prueben el "Caldillo de Congrio", potencia el sabor de un pescado típico de la zona, es fresco y hasta Neruda le escribió a esa especie.

Los postres son muy recomendables, están asesorados por una belga que se encargó de darles el toque internacional a un lugar que recibe turistas de todas partes del globo.

El Barco: Yesmenia, remolcó su cocina, su familia y se instaló para hacer lo que le gusta que es deleitar con sabores de mar a todo el que llega. Así, hace 15 años llegó a Punta de Choros de vacaciones, se enamoró del lugar y montó un restaurant familiar.

Los locos que hacen en "El Barco" vuelven loca a la gente con su sabor único. Además de este plato no deben dejar de probar Jardín de Mar, machas, ostión a la parmesana, ceviche, jaiba y un buen vino chileno.

Punta de Choros es un lugar muy tranquilo y familiar, con buena gastronomía, excelente servicio de hospedaje y unas vistas únicas.

Si sueñan con llegar a las playas de arena blanca en poco tiempo sin ir al Caribe, tienen una opción en Chile que la verdad como dijimos, no tiene nada que envidiarle a otras playas.

 

 

Las más vistas