El mendocino que triunfa en Brasil con los Caballos Criollos

Andrés Lalanne Salas, es un ingeniero mendocino, que con 15 años fue subcampeón nacional de rienda y con 20, llegó a la final del Campeonato de Rodeo Universitario, en Chile.

Hoy lleva como jurado 3 finales nacionales de rienda en Argentina y juró la final en Brasil el pasado 7 de septiembre. Ostenta el récord de ser el más joven en jurar una final nacional en toda la historia de la prueba en nuestro país.
Su pasión se manifiesta a la hora de desempeñarse como criador de caballos criollos a través de su Cabaña Pedemonte y como columnista de temas ecuestres en medios nacionales y extranjeros.

¿Desde cuándo empezaste en esto de los caballos?
Empecé en una escuelita ecuestre cuando era muy chico, gracias a mi padrino de los caballos, Pedro Rodríguez.

¿De donde surge este espíritu emprendedor?
Vengo de una familia de emprendedores, que se han desarrollado por generaciones en el mundo del vino, las entidades financieras, en fin. Por otro lado, he estudiado en Sudáfrica y en Estados Unidos y todos esos viajes me ayudaron a abrir la cabeza por un lado, pero por otro, a querer emprender algo más relacionado con mi pasión.

¿Cómo se inició lo de la crianza de caballos Criollos?
Surgió como un gusto, mi padre funda la Cabaña Pedemonte en el año 2001 y desde ahí ha venido creciendo. Luego nos vinculamos a Eduardo Ballester, un criador que falleció y que suelo nombrar como el Steve Jobs de los caballos criollos, ya que era un visionario. Adquirimos la mayoría de nuestras madres de su cabaña. Desde el 2010, que fue cuando me recibí de ingeniero industrial, se decidió que yo tomara las riendas de todo.

¿En qué consiste la prueba de rienda?
Es la prueba de adiestramiento del caballo criollo por excelencia, la misma consiste en movimientos previamente establecidos como rayadas, troyas, ochos, etc. en donde en función de su ejecución, se califican y el que mayor puntaje adquiere, gana la competencia. Lo que se califica es el caballo, por supuesto que el jinete tiene que acompañar para que se desarrolle con todo su potencial.

¿Cómo empezaste a jurar?
Fue en el 2011, me tocó ir a la provincia de buenos aires la primera vez. No sólo venía como jinete sino que durante muchos años estuve de secretario de jurado. He tenido la suerte de tener los mejores maestros del país.

¿Cómo surgió la jura de la Final Nacional de Rienda en Brasil?
Estuve el año pasado allá, cómo parte de la delegación argentina, ya que esta prueba se llevó hace 5 años desde nuestro país. Al hablar portugués, soy columnista de un programa de radio de allá y creo que eso ayudó mucho. Ya que me invitaron y allá me enteré que juraba la final (risas)

¿Cómo está el mercado en Brasil?
Brasil, como en todos los rubros tiene una escala tremenda y respecto a esta prueba, en 5 años llevan casi tantos participantes cómo nosotros en 30 años en la argentina, así que te imaginas....

¿Qué opinas del rubro de los caballos criollos?
Es un ambiente muy sano, que te conecta mucho con lo nuestro y te permite tener un cable a tierra único. Siempre digo que hay gente que va al psicólogo, yo ando a caballo.

¿Qué consejo le darías a los que están empezando o quieren empezar y no saben cómo?
Que se asesoren bien, porque hay mucha gente que aconseja mal al inicio y no solamente les lleva más tiempo arrancar, sino que le quitan el entusiasmo, esa es mi opinión, será que formo parte de una generación que ve las cosas con otro enfoque.

¿Cuál es tu próximo desafío?
Continuar dirigiendo la cabaña para que siga creciendo, tengo varios proyectos en cartera que van a salir a la luz muy pronto.

Fuente: Qia Argentina, Italia

Las más vistas