Familia Cassone, cuatro generaciones unidas por el vino

Federico Cassone, propietario y enólogo de su bodega Familia Cassone, dialogó con Wines & Polo acerca de la historia de dicho lugar, la elaboración de sus propios vinos, sus gustos personales, entre otras.

La bodega Familia Cassone con su filosofía de boutique con elaboración vinos de alta calidad , modernos, donde aparezca la frescura de la fruta, sin perder la personalidad, tiene como propietario y enólogo al prestigioso Federico Cassone. Él junto a su familia son los encargados de producir estos vinos para satisfacer aquellos paladares estrictos de algunos consumidores.

Familia Cassone cuenta con sus propios viñedos de diferentes varietales. Así es que son propietarios de Finca La Florencia, Finca La Dominga y Finca Agrelo. El enólogo aclaró: "todos los vinos que elaboramos, son de uvas propias, excepto uno que es el Torrontés, elegimos que sea de La Rioja".

Por algo que se caracteriza esta bodega es por poseer excelentes vinos con precios muy accesibles que van desde los $45 (pesos) a los $ 200 (pesos).

Cuentan con cuatro líneas:

•Obra Prima (Maximus, Colección, Malbec, Cabernet Sauvignon , Rosado).
•Finca La Florencia (Malbec, Merlot, Bonarda, Cabernet Sauvignon, Chardonnay, Torrontés, Sauvignon Blanc, Espumante, Espumante Rose).
•Cassone (Malbec Reserva, Malbec, Merlot, Cabernet Sauvignon, Chardonnay, Rose).
•Siete Cuchillos (Malbec, Chardonnay).

La mayoría de los vinos que realizan son exportados, principalmente los más vendidos son Obra Prima Malbec y Finca La Florencia Malbec.

"No es la filosofía hacer vinos caros, simplemente que el vino valga lo que tenga que valer. El vino tiene un costo para elaborarse, un costo para transportarse, un costo de trabajo y todo eso se le suma al vino" explicaba Federico.

Con respecto a los acontecimientos que está viviendo Argentina desde hace ya algunos años, señaló que varios sectores y muchas industrias, no únicamente las de los vinos, han sido afectadas. "Se entiende y se sabe que hay años mejores que otros y quizás estamos en los bajos, pero a pesar de todo yo siempre digo que la bodega sigue teniendo vinos y cada vez son mejores y los precios también.

Un recorrido por la historia

Federico comenzó contándonos cómo empezó su familia a acercarse al mundo del vino. Hicimos un viaje al pasado y llegamos al siglo XIX, momento en que Celestino Cassone (bisabuelo de Federico) llegó de la región de Piamonte, Italia a la Argentina.

Ya por la segunda generación, Roberto Cassone (abuelo de Federico) fue quien por los años 50 comenzó con el mundo del vino. "Empezó a hacer su vino, hizo su bodega y lo vendía como vino de traslado. En ese entonces había una industria importantísima donde se compraba y se vendía por todos lados muchísimo vino" aclaraba Cassone.

Esa pasión que tenía Roberto por el mundo de esta bebida, fue transmitida a dos generaciones más. En primer lugar, a su hijo Eduardo Cassone y luego a sus nietos Eduardo José, Martín y Federico.

En el año 1998 fue creada la Bodega Familia Cassone en Mayor Drummond, Luján de Cuyo, por Eduardo Cassone junto a su mujer Florencia Ferreira Funes y a sus hijos. En ese año reiniciaron la actividad vitivinícola con el objetivo de mantener la pureza y el arte de elaboración y producción de vinos finos, utilizando las uvas de sus propios viñedos.

"El vino es un placer"

Federico se caracteriza como una persona que es amante de los vinos de Luján de Cuyo. Afirmó que hay muchos vinos excelentes pero que pasa por una cuestión de gustos en el momento.

"Hay vinos especiales que tienen un peso importante en la bodega y sin duda se toman mucho. Uno está dentro de los jóvenes, Finca La Florencia Malbec". Cassone, nos explicó que con esta línea intenta transmitir la frescura de la flor, la sutiliza, los aromas, la suavidad. No son vinos agresivos sino más bien sencillos. Aclaró Federico: "sencillos porque es un varietal casi tal cual. Tiene una pasada de 6 meses por roble ya usado. La idea es que no se le sienta ese roble sino que sean frutados, fáciles de tomar".

El enólogo amante de su trabajo aseguró que siempre hay planes para realizar nuevos vinos y de que todo mejore aún más. Para Federico, el vino es un placer.

Federico Cassone concluyó la entrevista contándonos una experiencia que no se olvidará jamás. "Un vino muy especial que tomé una vez y me causo muchísimo interés fue uno español, Vega Sicilia 2005. Serie único del año ´85. Fue maravilloso. Lo tome con algunos amigos del vino. Esa noche habríamos vinos europeos y había muchos españoles. Así que fue re interesante conocer aún más sobre los vinos españoles".

Por: Belén Barbini

Las más vistas