Ernesto Catena: “el polo se transforma en algo que va con la naturaleza de Escorihuela Gascón”

Ernesto Catena, es bodeguero y polista reconocido local, nacional e internacionalmente. Abrió las puertas de su finca La Vendimia en Rivadavia, Mendoza, para compartir un almuerzo con su familia y tener una charla con Wines & Polo. 

Wines & Polo entrevistó al gran bodeguero, polista y padre de familia Ernesto Catena. Quien desde 1992 es la persona que está al mando de la Bodega Escorihuela Gascón, tratando de instalar sus etiquetas en varios países del mundo. Además de ser uno de los primos en realizar un gran maridaje entre el vino y el deporte polo.

Polo y vino: elegantes, intensos y con valentía

Ernesto, jugador del famoso deporte de reyes desde hace ya varios años, aseguró que hoy en día disfruta los torneos pequeños y entre amigos, en todo el país. Recordó también que su primera jugada fue en el Torneo de las Bodegas y Torneo de Vendimia junto a compañeros tanto de Mendoza como de Buenos Aires.

Wines & Polo le preguntó cuándo había nacido su amor por el polo, a lo que respondió que a él le encantan los caballos. Fue por eso que cuando regresó de una residencia inglesa (hace ya 15 años atrás), pensó que era lo más productivo que se podía hacer con estos animales en la Argentina. Así fue que llegó a la conclusión de que era el deporte polo ya que es una actividad en la que los argentinos son los mejores del mundo. Catena repasó años atrás: "qué linda metáfora entre vino y polo. Nosotros queremos hacer el mejor vino del mundo ¿por qué no aliarnos al polo?".

Ernesto contó que establecieron el paralelismo entre los vinos de la Bodega Escorihuela Gascón y el polo ya que sus vinos tenían y tienen tres características: elegancia, intensidad y valentía (esta última hace referencia a que se realice el vino que a uno le gusta yendo más allá de las críticas, de lo que es el estándar, es decir, es la innovación). Afirmó Catena que lo mismo se puede decir del polo, es un deporte elegante, intenso y corajoso.

"El polo es un deporte elegante por naturaleza, dicen que es un deporte de reyes, y requiere mucha galantería y hay que seguir las reglas porque si no puede ser peligrosísimo, es un deporte mortal. Una persona que no sigue las reglas puede provocar un accidente terrible, entonces es un deporte de caballeros. Y eso es justo lo que busco en el vino. Hacer todo con la mayor elegancia y belleza posible. Entonces creo que así fue muy acertada a nuestra asociación y nunca la cambiaría. Mi relación con el polo es cada vez mayor. Y no es lo más mínimo pasajero. Yo creo que el polo se transforma en algo que ya va con la naturaleza de Escorihuela Gascón", explicó el polista.

Ernesto Catena posee su propia pequeña cría de caballos tanto aquí como en Buenos Aires. Manifestó que en la capital argentina hay excelentes pasturas y mucho polo para entrenar a los caballos. A diferencia de nuestra provincia que tiene muy buenos domadores, además de la estepa mendocina que ayuda a que el caballo desarrolle su musculatura.

Nuevos proyectos

Ernesto Catena contó que están empezando con un nuevo plan que se llama High Five, el cual trata de cinco torneos que se realizan en diferentes puntos del país entre amigos. "Donde en realidad el polo es una excusa para viajar, de acá para allá y disfrutar de la gente y de los paisajes de cada lugar".

Ya están confirmados algunos rincones donde se llevarán a cabo los torneos. Patagonia, San Martín de Los Andes, Mendoza, Córdoba, Buenos Aires, y el quinto lugar todavía se está buscando.

Cabe destacar que los equipos serán abiertos, es decir, esto depende de la disponibilidad de tiempo de cada persona.

Placeres

Uno de los placeres de la persona es la familia. Ernesto tiene tres hijos (17, 12 y una bebé 3 meses).

Le preguntamos cómo veía a sus hijos en el tema del polo y del vino, a lo que nos dijo que se han criado con caballos y les encanta la vida de campo. "Te diría que vayan a jugar polo no estoy seguro. Todos taquean, menos la beba. Ninguno se ha fanatizado. No sé si es bueno o malo".

Con respecto al vino, nos contó que también a sus dos hijos más grandes les gusta el vino pero disminuida- mente, no hay tampoco un fanatismo. "Están en una época de la vida donde hay que probar un montón de cosas diferentes antes de jugarse por una".

Por otro lado, averiguamos qué disfruta cuando viene a la provincia. "Me gusta ir mucho a la montaña en moto. Me gusta recorrer el piedemonte en moto, conocer lugares, perderme por ahí" respondió Catena.

Relación con otros polistas

Ernesto aseguró que tiene una excelente relación con todos los polistas a pesar de que están muy ocupados cada uno con sus cosas y no se pueden juntar seguidamente. Algunos de ellos, Adolfito Cambiaso, Gabriel Batistuta, Gonzalo Pieres, entre otros.

"El otro día jugué en el club de Batistuta, en Santa Fe. Es una cancha en un club privado que tiene él cerca de Reconquista. El -Bati- le pone mucha garra al torneo y le pone muchas cosas para que la gente se entretenga y se vaya contenta".

Afirmó que si en algún momento viene a jugar un torneo Gastón Dorignac, él estará presente.

Bodega Escorihuela Gascón

Los vinos de la bodega que pertenece a Ernesto Catena desde 1992, se exportan en su gran mayoría. Las ventas son en todos los Países Nórdicos, Alemania, Francia, Italia, España, Estados Unidos, entre otros.

Las exportaciones que se hacen a países con relación al polo, son el caso de Inglaterra (con quien quizás hagan un polo indoors en unos años), de España o de Francia que consumen mucho de este deporte argentino.

A la bodega le agrada esponsorizar eventos en Bogotá, Brasil, Estados Unidos, en general mucho más en el continente americano que en el europeo.

Por otra parte, le preguntamos si la crisis por la que pasa Argentina le afecta a la bodega, a lo que Catena se refirió diciéndonos: "por suerte, el Malbec es un vino muy codiciado en todo el mundo así que por más de que haya crisis la demanda es tan grande que siempre se puede vender. Pero hasta ahora estamos bien. Hemos podido resistir e imponernos ante la crisis. Vamos ganando cada vez más mercado, especialmente en América. Son países con los que nos sentimos muy identificados. Donde es más fácil imponer nombre".

Ernesto ejemplificó: "a Noruega le encanta nuestros vinos pero es imposible que se acurden una marca en español. Entonces cuesta mucho más... Por ahí le encanta tu vino pero no se acuerda que marca tomo".

El bodeguero finalizó: "Asia es un mercado nuevo que está creciendo mucho, pero todavía es un merca do emergente... Entonces la gente de Asia está empezando a saber lo que es el vino... Va a tardar en desarrollar el paladar, las referencias..."

Entrevista: Gabriel Casals

Edición: Belén Barbini

Las más vistas