Se abrirá el nuevo restaurante de Nadia O.F. en el centro de Mendoza

Nadia O.F. estuvo a solas con Wines & Polo. En su casa de comida gourmet caracterizada la más importante del país por la Academia Nacional de Gastronomía, nos contó en primera persona todas las novedades de sus nuevos proyectos, historia de vida, entre otros temas.

Fue un sábado a la noche, cuando la española, farmacéutica y chef Nadia Harón nos invitó a cenar al lugar más encantado de Chacras de Coria, su restaurante Nadia O.F. Lugar que se caracteriza por ser una casa antigua, íntima que trata de rescatar la esencia de la misma. Nadia aclaró: "parece que es un lugar con un espacio ideal para la noche". Harón, más conocida como Nadia O.F y esposa de Juan Manuel Ortega Fournier, nos brindó un espacio para que Wines & Polo pudiera conocer más sobre ella y sus objetivos tanto con su espacio y con la Bodega O.Fournier.

Ya sentados en el restaurante, como expliqué anteriormente, casa antigua con clima íntimo, cálido, acogedor y que transmite sensaciones únicas de confianza por su decorado sencillo y con el gitano español, Diego el Cigala, de música de fondo durante toda la velada, Nadia nos invitó a degustar la exquisita cena de seis pasos, menú de degustación semanal.

Al finalizar la cena y Nadia su trabajo en la cocina, a la 00:30 hs comenzamos con una charla muy amena. Nos contó que dentro de muy poco tiempo (meses) abrirá un nuevo restaurante de Nadia O.F., que tendrá lugar en la Vinoteca Winery (calle Chile). A diferencia del local de Chacras de Coria que únicamente abre sus puertas en la noche, éste contará con almuerzo y cena, es decir, estará abierto de 12 hs a 00 hs, interrumpidamente."Con menú ejecutivo y como buen menú ejecutivo tiene que cambiar todos los días para no aburrirnos ni aburrir" aclaraba la chef. Es importante resaltar que a partir de la tarde, se continuará con el menú degustación de cada día.

Nadia describe el próximo lugar de su local como "un oasis dentro de la ciudad". Además explicó que no solo se podrán tomar los vinos de la Bodega O.Fournier sino que también, estará a la disposición del cliente toda la lista de vinos de Winery y si la persona desea llevar su propio vino se aceptará el descorche del mismo.

Al mismo tiempo, se contará con una panadería de pan artesanal dentro del complejo. Nadia finalizó diciendo: "la verdad que estamos súper entusiasmados con esta nueva etapa... Esta nueva faceta de Nadia O.F. en el centro va a dar paso a reacomodar Nadia O.F. en Chacras".

Explicó que la idea es desestructurar un poco el concepto que se tiene del restaurante de Chacras de Coria, "el menú degustación por mucho que se le intente quitar formalidad siempre exige un protocolo, y a mí como española, siempre me encantó todo el tema de tapas, de raciones, eso de compartir... Siempre he tenido las ganas de hacerlo pero realmente es incompatible el producto con el menú degustación, entonces esto me va a permitir cambiar el producto sin quitar el sello".

Libro en camino

Por otro lado, la chef comentó que tiene el objetivo de escribir un libro en el cual se quiere basar en su experiencia de cómo se le fueron dando las oportunidades en el mundo gastronómico. Claramente el texto contará con recetas de cómo hacer cocina con elementos e ingredientes muy básicos, cuál es la base de nuestra cocina, entre otros temas del que tratará.

Restaurante Nadia O.F

Cuatro años después de que abrió la Bodega Fournier, Nadia decidió tener su propio local cerca de su casa. Surgió por el cansancio de viajar todos los días a la bodega y las ganas de no dejar de trabajar por la simple razón que le encanta la cocina. "Yo creo que convertir un hobby en una profesión es algo que todos deberían de tener".

La chef tenía mucha curiosidad cuando empezó el nuevo emprendimiento... Cree que la gastronomía por la noche es el momento del día, es el cierre. Además quería seguir vinculada con la bodega pero a través de un espacio con una identidad propia.

Cuando Nadia O.F abrió las puertas al público contaba con un menú de tres pasos (entrada- principal- postre) con sus respectivos vinos para el maridaje. Pero un día su marido le dijo que quería que se probaran 4 vinos por lo que Nadia debió agregar un plato más. Después se fueron cambiando y terminaron en 6 platos. De los cuales los dos primeros son aperitivos con cambios de sabor muy marcados, luego la entrada principal para darle tiempo al vino más importante del maridaje y sorbetes y finalmente el postre.

Nadia aclaró que no realiza cocina molecular, es decir, cocina de construcción en la que se juega a cambiar estructuras."Yo creo que la cocina molecular ha permitido desarrollar mucho más las técnicas de cocción, realmente ha sido importante ese paso previo, pero es la cocina del fuego de artificio, son efectos especiales... La tendencia mundial es una cocina mucho más equilibrada en ese sentido. Para mí la cocina molecular es esa cocina que te provoca muchas sorpresas pero que ya la probaste una vez te quitaron la sorpresa y no te provoca el deseo de volver".

Nadia O.F. el mejor restaurante del país según la Academia Nacional de Gastronomía

Elegido en el año 2012 por la Academia Nacional de Gastronomía, Nadia O.F es el mejor restaurante del país.

Nadia cree que las ventajas más importantes luego de esta premiación han sido que a uno le permite proyectarse a medio plazo; que tiene la tranquilidad de seguir trabajando en la línea por la que empezó; otra es la consolidación del concepto menú degustación "eso para mí es una ventaja grandísima, realmente no atarme a una carta, a un ingrediente porque lo tengo escrito, es lo que más me gusta hacer, y así es como me gusta hacer la gastronomía" aclaró la chef.

Como inconvenientes afirmó que al estar catalogado el restaurante con las mejores expectativas, es muy difícil en muchos casos llegar a cubrirlas ya que no se saben cuáles son las pre- concepciones que se tienen.

Una vida diferente antes de chef

Nadia de Fournier tiene antecedentes familiares que remontan al plano farmacéutico. Fue por eso que ella estudio la carrera de farmacia en España.

Cuando le preguntaban qué iba a estudiar, ya por ironía decía farmacia. Luego que comenzó la carrera se dio cuenta que tenía buenas notas y concluyó con ella a los 23 años. Aclaró que sintió un poco de liberación cuando su hermano mayor (también farmacéutico) decidió cambiarse de carrera y seguir farmacia.

"Al año de estar trabajando en la farmacia de mi madre, decidí volverme a Madrid, porque mi familia vivía y vive en Burgos y ahí empecé a trabajar en distribución farmacéutica y ya luego en un laboratorio farmacéutico".

Le preguntamos si realmente disfrutó ser farmacéutica a lo que nos respondió que le gustó mucho la carrera. "La verdad mientras que estuve estudiando, la formación académica que te da farmacia es muy amplia. La universidad la disfrute en el estudio. ...Y bueno mientras lo hacía consideraba que estaba haciendo lo que tenía que hacer... Yo mientras tanto iba cultivando mis hobbies. Realmente mi único hobby era la cocina, pero en casa..."

Llegada a Mendoza

La familia O. Fournier hace ya siete años que vive en la ciudad. Nadia conoció a Juan Manuel Ortega Fournier gracias a unos amigos en una playa a las afueras de Burgos. Aclaró que cuando se conocieron, él se dedicaba a la banca de inversiones lo cual lo llevaba a viajar mucho por Latinoamérica y también venía mucho a la Argentina. En ese entonces, Nadia cumplía funciones de farmacéutica en una multinacional.

Nos comentó que cuando Juan Manuel vino a Mendoza le empezó "a picar el gusanillo del vino", afirmó que siempre le había gustado mucho esta bebida. Pero fue por esto que el esposo de la chef decidió invertir en la finca donde está ahora la Bodega O. Fournier.

Así fue que O. Fournier se fue desvinculando con su trabajo de actividad bancaria en España durante varios años y Nadia continuó trabajando en el laboratorio farmacéutico hasta el último día que vivió allí.

"Cuando vinos la verdad que vine con un futuro profesional bastante incierto. Tampoco me hacia bastantes preguntas. Yo deje mi vida profesional, teníamos dos hijos, estaba embarazada de la tercera. Y dije, un cambio de país, un cambio bueno... El más chiquitín tenía 4 meses cuando vinimos, tampoco era decir me voy a quedar viendo las paredes de mi casa. Pero la verdad que mis expectativas eran cero".

Cuando aterrizaron en la ciudad del vino, Nadia acompañó a su esposo a ver la bodega. Él le contó que la misma iba a tener un restaurante del cual se tenía que hacer cargo la farmacéutica recién llegada a Mendoza. Un desafío que puedo superar gracias a que desde niña (ocho años) compraba libros de cocina; además tuvo la posibilidad de vivir con su hermano en Madrid lo cual la llevaba a cocinar tanto para el almuerzo y la cena; realizó viajes gastronómicos con su familia desde pequeña; y ya junto a Juan Manuel en España que de repente le pedía para un fin de semana, almuerzo para 20 personas que tenía invitadas en su bodega de Burgos, la llevaba a irse con un menú desde Madrid hasta el lugar a las corridas.

Primer plato que realizó Nadia en la Bodega Fournier

Entre medio de risas del recuerdo de ese día Nadia nos contó cómo se deslumbró el día que abrió las puertas el restaurante de la Bodega Fournier.

Juan Manuel O. Fournier le había avisado que iban 80 personas. La chef no se olvidará jamás en la vida de ese día. Recuerda que hizo tostadas de zapallito verde, tortilla española, habían llevado jamón ibérico y rodajas de pan tomaca para la recepción. Luego pasaron a un salmorejo y rosbif y de postre unas torrijas con dulce de leche.

El menú era espectacular, el problema de Nadia eran las proporciones, narró que tenía muy poca práctica en el cálculo y que tenía temor a quedarse sin comida. Finalmente el evento salió de maravilla, se lució con la comida pero había hecho una cantidad como para 300 personas.

"Yo iba a todo lo que me salía bien, no iba a hacer pruebas que no sabía cómo probarlas y más para 80 personas... No se me olvidará nunca jamás, todo salió con éxito. Hasta el día anterior estaba haciendo el almíbar y las torrijas, hasta las tres de la mañana... No sabía si hacer antes o después el rosbif, etc."

Nadia y el deporte polo

Nadia nos afirmó que el polo visualmente le parece un espectáculo, ha tenido la posibilidad de ver el juego en Salta y en Buenos Aires.

"Con respecto al vino y al polo, son productos o actividades (el vino no es solo un producto y el polo no es solo un deporte), que tienen un mundo alrededor y muy parecido".

Por: Belén Barbini

 

 

Las más vistas